Tatiana Albuja: «Para nosotros es muy importante que el proceso de la Revolución Ciudadana continúe»

/ por Daniela Machtig,
Cristián Pacheco
y Gustavo Ramírez
 

 

Disfónica por la agitada jornada electoral, Marcia Tatiana Albuja contestó nuestro llamado* para conversar sobre la victoria de Lenín Moreno por encima del candidato opositor  Guillermo Lasso y por tanto la continuidad de Alianza País en la conducción de la Revolución Ciudadana, que hace diez años impulsan en Ecuador con Rafael Correa a la cabeza.

 

Se disculpa por su voz y nos entrega cifras. En Chile votaron 2,130 ecuatorianos de los 5, 013 que se encuentran empadronados. Sólo una pequeña parte de las 22,670 personas que residen en Chile. 609 votos para Lasso, 488 para Cynthia Viteri y 445 para Moreno.

 

Tatiana, quien fue candidata a asambleísta del exterior por Alianza País, es clara y contundente en los veinte minutos que dura la conversación. «Para nosotros es muy importante que el proceso de la Revolución Ciudadana continúe, sobre todo porque viene con este programa de la reivindicación de derechos. Cosa que desde Chile es tan importante porque acá el modelo neoliberal ha convertido estos derechos en bienes de consumo. Para nosotros es una alegría y también para la región de América Latina, esta patria grande, que este proyecto revolucionario continúe», dice la dirigenta de la comunidad ecuatoriana en Chile y fundadora del Movimiento Acción Migrante.

 

 

— ¿Esperaban un resultado o una expresión diferente de la comunidad ecuatoriana en Chile o sabían la tendencia y los niveles de participación que iban a tener en estas elecciones?

 

No. Nosotros pensamos que era un logro mantener la misma votación que habíamos sacado como candidatos a asambleístas acá en Chile porque hay que considerar que acá hay un gran sector de derecha, que tiene que ver muchas veces con personas que han asimilado un determinado modelo económico y que en realidad no piensan en comunidad ni en economía popular y solidaria, sino que han asimilado valores que tienen que ver con el mismo modelo neoliberal. No fue una sorpresa que acá en Chile la votación haya sido de esa manera.

 

Esto nos pone en un desafío de hacer un trabajo con las comunidades que no tienen esa realidad, que están en situaciones de pobreza, por ejemplo acá en Santiago. Desde el mismo gobierno poder fortalecer el plan “toda una vida” que va a implementar Lenín Moreno, así como también todos los planes a favor de los emigrantes ecuatorianos que también salieron en la propuesta de Lenín. E igualmente todo el tema de la lucha por la corrupción, porque también eso es algo importante para la comunidad, para la gente, para nosotros.

 

 

— Lenín se encuentra en un panorama económico que no es tan bullente como el que se encontró Correa. Dicen que sí o sí va a haber una especie de estancamiento de políticas sociales. ¿Cuáles son las continuidades o rupturas dentro del proceso considerando este clima político-económico que va a enfrentar Lenín?

 

Efectivamente los dos últimos años para el país ha sido difícil. Primero por la depreciación del dólar a nivel internacional, el tema del barril de petróleo que también cayó, y posteriormente el terremoto que tuvimos en abril del año pasado. Sin embargo, ya a finales de 2016 las cifras de crecimiento empezaban nuevamente a repuntar. Así que nosotros esperamos que esto se mantenga, además de las medidas que se están tomando con respecto al mismo Pacto Ético. Ningún tipo de funcionario público va a poder postular si es que no tiene los capitales de vuelta. Eso es algo muy importante, el tema de la fiscalización tributaria a quienes están sacando los dineros fuera del país. Va a ser importante también a nivel económico.  Puede ser difícil al principio, pero creo que vamos a seguir adelante con toda nuestra visión socialista, que es lo que queremos instaurar en Ecuador y lo estamos haciendo.

 

 

— Sobre el distanciamiento de la Revolución Ciudadana con los movimientos sociales. Pensando principalmente en las diferencias con la CONAIE (Confederación  de Nacionalidades Indígenas del Ecuador) y los sectores sindicalistas. ¿Cuál es tu evaluación y cómo proyectas esa relación?

 

Lenín Moreno una de las primeras cosas que dijo fue que él tendrá las manos abiertas para todos aquellos indígenas, mujeres, ecologistas que por una u otra razón se han apartado del movimiento. Entonces sentimos que es una propuesta de consenso en la que vamos a tener que dialogar. Y sobre todo el fomento de la participación ciudadana que es tan importante para la consolidación de estos procesos que son tan difíciles de llevar a cabo sin el pueblo y desde el pueblo. Vemos con bastante alegría que Lenín Moreno asuma la presidencia porque pensamos que es una persona que va a generar estos consensos y todos vamos a poder apoyar el mismo carro.

 

 

— Respecto de la reacción inmediata de Lasso y compañía denunciando posibilidades de fraude u otros. ¿Proyectas un intento de desestabilización permanente?

 

Hemos visto las declaraciones de César Monge, quien es director de Movimiento CREO, llamando a hacer las impugnaciones de todas las actas de todas las juntas electorales. Si ellos quieren hacer la impugnación están en todo su derecho, lo establece el código de la democracia. Pero sí hay que aclarar que la campaña sucia, la campaña del fraude, la han venido ellos manejando desde hace varios meses atrás. Una campaña comunicacional donde se ha incitado al odio más que a la unión. Entonces no es de extrañarse que ahora ellos pretendan tomar este tipo de medidas. Que sería este el mejor de los casos. Lo terrible sería que estén llamando a manifestarse, a tomarse las calles, a incendiar Quito u otros lugares. Por ejemplo acá nos hemos enterado que también CREO Chile llamó a manifestarse bajo la embajada. Pensamos que este tipo de cosas no pueden suscitarse, para eso hay canales institucionales que se deben respetar y si es que quieren hacer la impugnación están en todo su derecho y se tendrán que abrir todas las Juntas. Ese es un derecho que se tiene.

 

 

— ¿Tienen alguna propuesta para acercarse o tender más lazos con esa comunidad emigratoria que al parecer tiene una tendencia de derecha?

 

Afortunadamente, en enero de este año se aprobó la Ley de Movilidad Humana, que si bien tiene bastantes o algunos problemas, igual es perfectible. Una de las cosas que son importantes de rescatar de la Ley de Movilidad es todo el capítulo de las funciones consulares que ya están estandarizadas por ley. Ahora la comunidad ecuatoriana y el consulado tienen el desafío de llevar a la práctica estos articulados y obligaciones. En esa medida, se tendrán que armar los consejos de participación ciudadana, para que la comunidad y el consulado puedan trabajar en un proyecto conjunto para planificar, diseñar y velar por las políticas públicas que se pueden realizar desde Ecuador, pero también con relación a lo que puede hacer Chile en este convenio bilateral entre países que existe. Pensamos que esa es una excelente herramienta. Estamos confiados que vamos a poder impulsar esas medidas acá, sobre todo porque hay un marco general que tiene que funcionar.

 

 

— ¿Cuáles son los principales ejes programáticos que impulsará este gobierno?

 

Todo lo que tiene que ver, por ejemplo, con la vejez digna. Se está revisando el tema de que las jubilaciones de los adultos mayores tienen que subir. Hay también todo un tema para la protección de las mujeres que son víctimas de violencia intrafamiliar, pero también a mujeres que son  jefas de hogar, cifras que son bastante altas. Programas para eliminar la desnutrición infantil en el país. Y para los inmigrantes también hay una serie de medidas, aparte de la Ley de Movilidad Humana, que también son fundamentales. Como por ejemplo el tema de acceder a la educación tanto secundaria como universitaria a través de programas online, con reconocimiento del ministerio de Educación de Ecuador. Así como también poder optar a las mismas Becas Senescyt, que tiene cualquier persona que es ecuatoriana y que está fuera del territorio. Son lineamientos que tienen que ver más bien con garantías sociales y donde el gasto del presupuesto nacional va a estar enfocado en este tipo de obras.

 

 

— Cerrando la entrevista, una pregunta que nos hacemos todos a nivel regional. ¿Cómo crees que van a ser las alianzas dentro de este panorama complicado que están teniendo las izquierdas? ¿Cómo ves la estrategia de alianzas en este nuevo gobierno?

 

En ese sentido no me podría arriesgar o aventurar a dar una posición. Porque no hemos discutido esto, tampoco nos ha llegado la información desde la Comisión Internacional. No sabemos cuál va a ser la postura. Sin embargo, sí nos parece estar de acuerdo con el comunicado que hizo el Presidente Correa y la Cancillería ecuatoriana cuando se acusó a Venezuela de haber dado un auto-golpe. El gobierno ecuatoriano, en ese sentido, siempre ha sido solidario y además respetuoso de la soberanía de cada uno de los pueblos, lo cual es bastante importante sobre todo cuando son gobiernos elegidos democráticamente, que instancias internacionales avaladas por el imperialismo quieren derrocar.
Daniela Machtig
danimacht@gmail.com