El rap sororo en Monterrey: Ganjah (VLX), Modwina (0EE), Xirena (BF)

Publicado originalmente en Revista Levadura

 

A Celeste Matsumoto

 

Lock up your libraries if you like; but there is no gate, no lock, no bolt that you can set upon the freedom of my mind.  

Virginia Woolf (BG).

Misfits

 

Miss Ganjah: Me llamo Laura, tengo 25 años. Miss Ganjah es mi nombre artístico. En diciembre de 2013 salí de Relaciones Internacionales, en Mederos. En la facultad de Artes Visuales conocí a Pat Galo, una compañera que ahorita anda en Saltillo. Ella es muralista pero también le da al hip-hop. Siempre me gustó la música, siempre tuve esa espinita. De hecho, antes del rap me interesaba el reggae. Decía: “Algún día haré una canción de reggae”. Y lo que hice fue rap… La primera canción que escribí fue con Óscar y Drvgs, allá por 2013, 2014. Todavía no andaba con Óscar, eso sí. Éramos camaradas… Cuesta rapear, no creas, las primeras veces dudé. Pero sentí el apoyo de la gente que me rodeaba, de los THR: “Date”, me decían. Y me di… No es que me pasaran un beat o nada; si tenía algo qué decir lo decía.
 
Modwina Rocío: Estudio Artes Plásticas en el CEDART, este es mi cuarto año. Por un asunto burocrático, no la reconocen como licenciatura, la llaman profesional medio. Pero es una carrera completa. Mi área es la plástica, pero llevo varios años explorando cómo me sentiría haciendo música. El rap me llama la atención porque me permite decir las cosas de manera directa, no adornada, un medio más directo de expresarme, en el momento… Mi acercamiento con la música ha sido mucho por Daniel, mi novio. Yo estaba ahí pegada sin participar, como testigo. Me pareció interesante, me fui nutriendo poco a poco. Pensé: “¿Por qué no probarlo?” ¿Por qué no?
 
La Xirena: Soy parte de un colectivo que se llama Batallones Femeninos. Batallones nació en el 2010 en Ciudad Juárez. Eran chicas que rapeaban, se encontraron en un evento y se percataron de que las canciones de los hombres no las representaban. Pensaron que ellas también tenían cosas qué decir. Entonces se juntaron e hicieron Dulce tormento Represent. El crew de esas cuatro chicas ya tiene presencia en varios estados. Hay una compa a la que llamamos Obeja Negra, con B, que anda por diferentes partes de la república conociendo gente. Cuando se topa con morras que quieren entrarle, les da la oportunidad. Nosotros somos cero envidia, cero competencia, siempre apoyándonos. Yo soy de Tepic. Tengo 28 años.
 
Miss Ganjah: Yo aprendí a grabar en el Cool Edit. Luego descargué el Ableton. En ese hice varias pistas. Luego perdí la lap, todo se perdió. Ahorita ahí tengo unos beats sin acabar. Abro el programa, me pongo a jugar. Si me trabo me voy a los tutoriales de Youtube. Sí hace falta práctica para pulir los beats… También dibujo, escribo, rapeo, hago Tai Chi. Una tiene que explayarse…
 
Modwina Rocío: En la escuela practicamos pintura, escultura… Poco a poco me he ido introduciendo más al mural, es algo en lo que me gustaría desarrollarme. Eso se relaciona con lo urbano del hip-hop. No he tenido una experiencia grafitera, me hubiera gustado tagear. Pero no fue mi experiencia. Lo mío es la imagen. Hay eventos donde además de la tocada se pinta. Digamos que estoy experimentando…

 

La Xirena: A mí el rap me eligió.

Micro abierto

 

Miss Ganjah: Micro abierto, ¡venga! Yo en mis canciones me salgo un poco del calzón, empiezo hablando de algo y termino hablando de otra cosa. Está chido…
 
Modwina Rocío: Yo ensayo porque cuando ya estoy ahí en el escenario mi corazón empieza a latir muy rápido. Empiezo a sentir la adrenalina, eso me gusta…
 
La Xirena: La violencia en Tepic, Nayarit, volvió a surgir hace poco…
 
Miss Ganjah: ¿Micro abierto? Es cuando en una tocada dan cierto tiempo –media hora, ponle– para que los que no están apuntados canten. Ponen un beat, sobres… Así empecé, ahí aprendí a sentirme más segura, aventarme a hablar, decir lo que tengo que decir…
 
Modwina Rocío: Sí, porque es enfrentarte al público. Tengo esto, lo ofreces. Es importante hablarlo en público porque si no se queda en tu casa… A mí sí me dan nervios, se me ponen las manos como intrincadas. Lo he hecho solamente dos veces, pero está chido, es como una liberación. Has estado trabajando un tiempo en algo y finalmente lo muestras, en un tiempo limitado. En algún momento tiene que salir todo eso…
 
Miss Ganjah: Yo cuando subo al escenario estoy con la adrenalina al 100. Eso es lo que me gusta. Me pongo nerviosa, como que me enfrento a mí misma, me enfrento a que me dé un paro cardiaco. Me gusta…
 
La Xirena: Lo mío es el rap femenino, casi no conozco vatos. No me interesa… No, sí me interesa pero me laten más las raperas… Se supone que el rap nació como protesta, ¿no?, para denunciar las cosas malas del gueto. Y ahora discuten quién es el más chido, quién tiene más billetes, quién… ¡Flojerísima!… Yo me identifico con las raperas, con sus experiencias…
 
Modwina Rocío: Pienso en la sinceridad, en la honestidad, en no tratar de aparentar algo que no soy, decir algo en lo que no creo… Busco ser sincera… También pienso que el amor consiste en dejar un mensaje proactivo, no sólo quejarme del mundo.
 
La Xirena: Me metí a una organización comunista, allá en Nayarit, donde empecé a ver este pedo de los problemas sociales que a todos nos atañen pero que a pocos nos importan. Conocí a esta chava que comenzó a hacer rap porque le mataron a su papá adentro de su casa. Por años gritó: “Puta guerra sin nombres, sin intermediarios, me tiene hasta la madre que vivas de mi salario. Puta guerra sin nombres…” Ese fue un tema boom en Tepic. Sara Marte, se llama. Bueno, ella me metió al rap. Me enamoré de las letras. Dije: “Esto es lo mío, esto es lo que sé hacer”. Porque lo académico sí me daba hueva. Sus reglas sobre todo. Cuatro años de la carrera tirados a la basura, Ciencias de la Educación. Pero de ahí salió el rap, el rap me trajo cosas bonitas, me acercó a mi esposo, me trajo a Monterrey.

Sororidad

 

Modwina Rocío: Últimamente escucho muchas mujeres, no necesariamente todas son rap o hip-hop, pero sí voces de mujeres que dicen cosas chidas: Oshun, ellas hacen hip-hop neo-soul; Willow Smith, ella no hace tanto rap pero me gusta lo que hace; Alice Phoebe Lou, ella sí es totalmente cantada pero me gusta lo que dice; Femina, sus palabras me llegan muy profundo. Siento que el mensaje de las cuatro es auténtico, puedo imaginar la manera en que van sintiendo la vida. Se siente real, me identifico con la manera en que reflexionan…
 
La Xirena: Sara Hebe fue todo un gol subversivo. Para mí, es la referencia obligada. Ya en el camino conocí a Miss Bolivia, Rebeca Lane, Alika…
 
Miss Ganjah: Yo sí he escuchado más canciones de hombres. Pero también he escuchado canciones de mujeres. Me gusta mucho la old school, mujeres que cantaban en los 90: Mc Lyte, The Boss, Nonchalant, Lady of Rage, Queen Latifah… Queen Latifah hace de todo… Yo quiero ser una mujer que hace de todo. Por eso, cuando llega la oportunidad, la tomas…
 
Miss Ganjah: Pienso que cada cabeza es un mundo. Sin embargo, cuando le expreso algo a otra mujer sabe de lo que estoy hablando.
 
Modwina Rocío: Como una complicidad…
 
Miss Ganjah: Sí, como una complicidad. Yo sí he aprendido de las canciones de los hombres, pero sé que no hablan de lo que hablamos nosotras. ¿Hay diferencia? Sí la hay…
 
Modwina Rocío: A veces son cosas sutiles, como que siento el reflejo de algún sentimiento…
 
La Xirena: Nos identificamos con nuestras canciones, sin competencias.
 
Miss Ganjah: Ándale, sabemos de lo que estamos hablando… Hay muchas canciones de mujeres que hablan de igualdad y dices: “A huevo, hay que apoyar este tipo de cosas…” En mis canciones a veces me hablo a mí misma, entre recordatorios y consejos. He hecho canciones sentimentales y canciones rudas, a veces las mezclo. Para no aburrir. Muchas de las cosas que he aprendido las plasmo en mis letras. Cuando alguien te dice que se identifica con tus rolas te dan ganas de darle más…
 
Modwina Rocío: Las de Oshun acaban de sacar un disco donde el concepto es que son extraterrestres y vienen a la tierra a luchar contra el sistema de este mundo… Está bonito. Puedes hablar de muchas cosas…
 
Miss Ganjah: Ahorita la que está sonando mucho es Cardi B. Es como Nicki Minaj pero en perra. Está chido…
 
Modwina Rocío: ¿Sin rodeos?…
 
Miss Ganjah: Directa, una chica ruda con sentimientos.

Un día soleado

 

La Xirena: Acabo de llegar a la ciudad, no he ido a muchos eventos. Desde que estaba en Nayarit me alejé de ese rollo porque era súper machista. Entonces dije: “Qué hueva me da, mejor voy a ponerme en eventos donde sí se aprecie lo que hago”. Participo en eventos solidarios, de género…
 
Modwina Rocío: Yo te conocí en el de Las Victorias…
 
La Xirena: Chido, chido…
 
Modwina Rocío: Y tengo un disco tuyo…
 
La Xirena: Sí, se llama Vivo viva. Ese disco se tardó un rato. En el 2012 comencé a cantar con otra compa pero no contaba con canciones propias. Después empecé a escribir los pedacitos de las rolas que cantaba con ella. Como al final del 2012 empecé a escribir las canciones del disco, lo terminé hasta el 2014, salió hasta el 2016. Súper sencillo. Ahora no puedo estar sin escribir o sin cantar, me frustro. Ahí saco todo el fua…
 
Miss Ganjah: Una vez fuimos a un evento, lo organizaron las chicas de Labios Rosas, invitaron a puras mujeres a rapear. En ese lugar estaba Chío dando masajes, cooperación voluntaria. Dije, todavía falta para subirme a rapear, deja le calo tantito. Y estuvo muy bien.
 
Modwina Rocío: Aprendí varias técnicas de masaje, el más básico es el relajante; el holístico es un poco más completo; el shiatsu, más japonés, consiste en presiones con las manos, como acupuntura pero sin agujas; el ayurveda es como más hindú. Yo hago un popurrí, un mix con todo eso. En ese diplomado nos hablaron de la filosofía de cada una de estas culturas. Fue un momento importante en mi vida porque amplié mis opciones, me abrí a una espiritualidad que antes no concebía…
 
La Xirena: Hay otras escenas más inclusivas que las mujeres podemos gestionar para practicar el rap sin violencia…
 
Modwina Rocío: Yo no sabría decirte, apenas voy empezando a presentarme en la escena. Lo que veo son problemas de ego. Supongo que es válido, además es muy del hip-hop…
 
Miss Ganjah: En la escena regiomontana hay respeto. Siempre he sido gente de respeto. Problemas problemas sólo de sonido. Respetas el trabajo de los demás aunque no te guste. Por eso elegí el hip-hop: como mujer puedo expresarme sin problemas… La escena es competitiva, eso sí…
 
Rocío: La escena está germinando, están pasando cosas, el rap cada vez resuena más en las personas…
 
Miss Ganjah: Yo el presente lo veo como que hace falta que te muevas. Tenemos que hacer, que producir, que componer, que dibujar… Los fines de semana aprovecho, saco mi mesita y me pongo a escribir o a dibujar. Igual no tengo tantas canciones pero me siento satisfecha con lo que ha salido. Pero me tardo mucho en sacar una canción, sí. Falta de tiempo, instrumentos…
 
La Xirena: El futuro debe de ser inclusivo…
 
Rocío: El futuro me lo imagino como un evento en el que están todas las artes que me gustan: música, pintura, danza. Me lo imagino como un día soleado.
 
Miss Ganjah: Me gustaría ver más tocadas, más talleres, más espacios de diálogo…

Rap conciencia

 

Miss Ganjah: Mis papás sí me dejaban estar en la calle, no había problema. Empiezas en una cuadra, luego te vas a la vuelta, luego te sigues al parque, hasta que llegas a la otra colonia. En la calle aprendí el hip-hop. Un amigo le daba a los platos, era DJ. La calle es el vecino, el hijo del vecino, personas. Conoces distintos tipos de mundo, vas agarrando lo bueno y lo malo, vas agarrando experiencia.
 
Modwina Rocío: A mí no me dejaban jugar en la calle, no podría decir lo mismo. Yo no tuve amigos en la cuadra. Supongo que mi experiencia viene más de la vida diaria. Vivir entre tanta industria, tantos autos, tantas casas, tanta gente, tanto anonimato, me hace sentirme citadina. Tampoco creo que mi arte trate de la ciudad, sólo vivo en la ciudad. Creo que de lo que quiero hablar es de ser mujer, ahí sí he vivido muchas cosas, he tenido muchos choques con la realidad: cuando te prohíben hacer lo que otros hacen por ser mujer, o que en los eventos los chavos te dejen de hablar cuando se enteran que tengo novio, como si no pudieran perder el tiempo con alguien que tiene pareja. Cosas así.
 
La Xirena: Es muy amplio… Para mí el rap conciencia consiste en hacer pensar a las personas sobre lo que está mal en el mundo, en el país, en la ciudad. Cosas que no se deberían normalizarse se están normalizando. Estamos en una guerra que no debería de ser normal: la contaminación del medio ambiente, los feminicidios, los 43, el acoso callejero… Trato de meter todo eso. Para mí eso es rap conciencia: hacer que las personas se cuestionen.
 
Modwina Rocío: Tal vez no tenemos respuestas pero estamos pensando lo mismo, ¿entiendes?… Para mí el rap conciencia consiste en dar buenos concejos, o una propuesta que trata de ampliar tu conciencia, no descalificar tu punto de vista, reflexionar sobre ambos. También lo entiendo como espiritualidad: ¿Qué somos? ¿Qué hacemos aquí? ¿Qué podemos aportar? ¿Qué nos toca aprender?…
 
La Xirena: El rap conciencia consiste en hablar más allá de una misma.

Collagearle

 

Miss Ganjah: Tengo experiencia en compras, pero estoy buscando un trabajo donde me sienta a gusto…
 
Modwina Rocío: Estudio, vivo con mis papás, ellos me ayudan a mantenerme…
 
La Xirena: Tengo dos hijas, el rap no me da de comer. Me gustaría pero no es así. De tanto en tanto saco algo, pero no es suficiente. Trabajo en una fundación que ayuda a mujeres en situación de vulnerabilidad. No estudié leyes pero ahí ando, ocupándome de casos de divorcio y la chingada. Está chido. Entonces soy rapera, madre y pasante.
 
Miss Ganjah: Al hip-hop me dedico en mis ratos libres. Hay veces en que escribo tantito en el trabajo. Pero sí me tardo en sacar una canción, no como ellos que sacan muchas. Yo no vivo de eso.
 
Modwina Rocío: Mi intención sí es vivir de esto, pero más con la plástica. Y mezclando cosas: los masajes, las tocadas, los talleres de sexualidad. Los talleres es algo en lo que he estado trabajando: información sexual de lo que llamo el ciclo recreativo femenino, que es como todo esto del ciclo menstrual… Cuando estaba en la secundaria me di cuenta de que daba por sentado que no me gustaba ser mujer. Por lo menstrual, por toda esa responsabilidad de que podía quedar embarazada en cualquier momento. Entonces me puse a investigar. Conforme han pasado los años he obtenido un entendimiento de cómo funciona mi cuerpo, cómo van saliendo ahí las emociones. Entonces compartí unos talleres con Labios Rosas. Pensé: “¿Por qué no dar información sobre el ciclo recreativo femenino para que otras mujeres abran un poco su panorama sobre ser mujer?” Podría ayudar a alguien a no sentirse tan mal. Me gustaría invertirle más a ese taller, moverlo, poder obtener algo de ahí. Hay que hacer varias cosas, collagearle sobre la marcha…
 
Miss Ganjah: Labios Rosas es un crew de chicas que hacen eventos, bailan, hacen performance, diferentes actividades. También hacen música…

Un beat propio

 

Miss Ganjah: Un vecino de la cuadra dibujaba a lápiz. Por la tarde sacaba una mesa, unas sillas. Por un 30 o un tostón te daba clases. Comprábamos un cuadernillo y nos daba ejercicios, nos dejaba tarea. Revisaba. Con él aprendí a dibujar. Dibujaba para liberarme. Lo mismo la música, la escritura… Son formas de expresarte…
 
Modwina Rocío: Me gusta bailar, practico ballet, yoga, doy masajes ocasionalmente. Siento que cada cosa que hago trato de relacionarla con otra disciplina. A veces estoy haciendo alguna pintura y me acuerdo de algún movimiento. Es un flujo para los dos lados: de mi arte al hip-hop, del hip-hop a mi arte…
 
Miss Ganjah: A mí me gustaría rapear en otro estado, experimentar esa adrenalina. Tengo ahí dos tres beats, sólo me faltan las letras…
 
La Xirena: Qué chido que tienes beats. Yo quiero sacar el segundo disco pero me faltan buenos beats, los que tengo son piratas. Tengo unos beats planos, no quiero toparme con el mismo beat en otra rola, como me pasó en un evento de Vivas nos queremos con el disco anterior… ¿Sabes hacerlos?
 
Miss Ganjah: Dos tres… Le pedí a Mario Tobías que me instalara el Ableton. Mario tiene un local en Fundadores, imparte talleres, te pasa discos con tutoriales…
 
La Xirena: ¿Y tú nos puedes enseñar?
 
Miss Ganjah: ¡Claro! Los podemos hacer en la laptop…
 
La Xirena: Porque sí necesito a alguien que quiera colaborar conmigo, que le sepa.

—–
 
[Portada] Mural de Goya Torres en Monterrey (www.instagram.com/goyatorres)

Roberto Kaput
redaccion@revistalevadura.mx