Genealogía de una crisis. Parte III.
Texto escrito por Cristián Cepeda-Oropesa, Ricardo Pérez-Abarca, Silvio Reyes-Rolla E) 2014 al 2017. El transformismo progresista.   Este periodo se caracteriza por los intentos de la élite «progresista» rearticulada, llamada Nueva Mayoría, de dar respuesta a la serie de demandas…
Genealogía de una crisis. Parte II.

Fue así que, entre el 2001 y el 2019, la izquierda chilena, los intelectuales críticos del sistema y las movilizaciones sociales acumularon una serie de victorias relativas que trizaban la hegemonía naturalizada del sistema neoliberal (triunfante luego de la última gran derrota de éstos mismos a finales de los ochenta).

Genealogía de una crisis. Parte I.

Este Estado es una expresión socio-histórica de intereses y acuerdos, y es también un Estado que nace en conflicto y soluciona conflictos. Por lo tanto, no solo relaciona sino también articula, sabe muy bien con quién hacer alianzas. El Estado es un Estado político, busca alianzas, no busca detener el conflicto.

Voces del conflicto. De la trinchera a la constituyente

“El primer día que me encapuché estaba en la plaza y vi que faltaba ayuda. Me metí de una y rápidamente encontré mi lugar”.

Tamaño condón ante un gobierno cagón

Reunidos a horas de la mañana a los pies del fálico monumento y con un preservativo de polietileno traslúcido de catorce metros de longitud (…) los manifestantes se enfrentan a su primer impasse…

NO VI EMB R ES (AGUAY O VARIO)

comarca revuelta ambas, cambas al alto, matapacos / a la moneda / atraducibles paleónimas mensajeras (comaruru, ciudadano del olvido, 1941)

El efecto Fuenteovejuna

Ahora condenan el efecto Fuenteovejuna. Décadas de manifestaciones pacíficas, con itinerario y horario trazados por las distintas intendencias. ¿Qué se consiguió? Muy poco.

La larga noche de los 40 años (NO + Constitución Neoliberal)

El Pueblo se ha despertado de una larga noche. Y no habrá nada que celebrar mientras aquello que con hierro nos amarra, siga vigente como hace 40 años.

El rey del oxicorte

Regresamos a Chile porque todo olía a farmacia, todo era políticamente correcto y las concesiones le quitaban aire a la pasión. Y lo debo repetir: la palabra concesión se inoculó en el ADN del país como lo venéreo, a la primera concesión, al primer arrendamiento, a la primera firma de contrato, a la primera exigencia de servicios: fichados, enfermos y chilenizados.

“¿De qué te sirve un intelectual que no tiene la capacidad de ser un espejo crítico para su sociedad?”. Entrevista a Atilio Borón.

A mí me interesa el tema de los intelectuales porque, si hay un elemento fundamental en la batalla contra el neoliberalismo –este sistema salvaje que nos han impuesto en gran parte del mundo– es hacer una batalla de ideas para convencer a la gente, demostrar que por este camino vamos a la destrucción.