Encomiendas a cárceles de mujeres: Resistencia y sororidad en pandemia

Hacen colectas y campañas virtuales para juntar plata, comprar alimentos y utensilios de aseo. Rollos de confort, tallarines, arroz, aceite, shampoo, pasta de dientes, toallas higiénicas, jabón. Es un trabajo que han venido haciendo desde hace meses, pero que durante la pandemia cuando el aislamiento, el abandono y la soledad se han sentido más fuerte en cada rincón del espacio carcelario, es mucho más que entrar mercadería. Una conversación es alivio, es decirles que no están solas.

Biblioteca Fragmentada: 10 años articulando una colección de lecturas feministas y sexodisidentes en la red

Necesitamos palabras y teorías para sostener modos de lo político que sean capaces ya no sólo de trastocar, sino más bien de vaciar de sentido y contenido a aquellos imaginarios dominantes que nos atraviesan, que nos construyen, que nos asustan o que nos marcan con los signos de lo abyecto y del error.