Cinco viñetas y una koda de los primeros días del estallido popular

En una noche, la idea neoliberal de un país económicamente pujante y socialmente tranquilo se desmoronó como el castillo de naipes que siempre fue.

De la transición al espanto: El siniestro manejo del gobierno ante las movilizaciones

Chile es hoy un lugar siniestro para vivir, porque los militares en coordinación con el gobierno y el empresariado no están dispuestos a ceder ninguno de sus privilegios, quieren infundir el miedo en la población, hacer que el trauma sea costumbre y que nadie se atreva a rebelarse en contra del fundamentalismo neoliberal.

Voces sobre la asonada popular, ad portas a la Huelga General

Pero no es que la lucha de clases haya vuelto, porque nunca se fue. […] En todos esos gestos bulle el conflicto, a pesar de no vestirse con cascos y overoles.

Tres recorridos por “Irán #3037”

Además de lo que La Venda Sexy pueda tener en común con otros ex centros de la DINA, también tiene una especificidad: aquí es donde entra «lo anecdótico» que Patricia Artés nos quiere contar en el montaje de Irán #3037.

Juan Pablo Sutherland: “La vida muda de los niños y adolescentes de la dictadura es una narrativa no dicha de la nación”

Creo que este libro es un gesto de homenaje también a esa generación de los ochenta que vivió la dictadura en la niñez/ adolescencia/ juventud, es decir, gran parte del inicio de sus vidas en contextos de violencia política y mucha pobreza.

La impunidad patriarcal del ecocidio y la crisis que sostendremos con nuestros cuerpos

Tanto la política de conquista como la violencia contra las mujeres que está implícita en los despojos territoriales alimenta la figura de la “conquista del oriente boliviano”, como parte de la idea masculina de dominación del cuerpo femenino, que siempre ha sido la política central de las logias terratenientes en Santa Cruz y que hoy son el centro de un capitalismo agroindustrial depredador.

Cordero y zanahorias

A los niños nos invitaron a pasar al jardín, pues el espectáculo de burlesque árabe iba a comenzar.

El rey del oxicorte

Regresamos a Chile porque todo olía a farmacia, todo era políticamente correcto y las concesiones le quitaban aire a la pasión. Y lo debo repetir: la palabra concesión se inoculó en el ADN del país como lo venéreo, a la primera concesión, al primer arrendamiento, a la primera firma de contrato, a la primera exigencia de servicios: fichados, enfermos y chilenizados.

Jonnathan Opazo, poeta: “Me siento parte de este piño de gente que decide quedarse en provincia a escribir y publicar”

Estos poemas, parten de inquietudes que son más viejas que el hilo negro. […] Lo máximo a lo que podrían aspirar es a ser constataciones de algo. Entiendo que hay gente que piensa que la poesía tiene que salvar a la humanidad del fascismo, pero para mí eso se ve tan lamentable como Pinky y Cerebro queriendo conquistar el mundo desde su jaula de ratones de laboratorio.

Acheiropoietos

Crear sin miedo, y vivir sin miedo, aun cuando aceche una gran tempestad. Crear sin miedo, aunque estés lòt bò dlo, al otro lado del océano. Crear sin temor para gente que ve, mira, escucha y lee sin temor.