Yo la peor de todas

La parodia y el “outing”, dos estrategias políticas de los activismos de disidencia sexual