Diario de Cuarentena, II: Ahora es el futuro

La dificultad está en que, tal como en el proceso terapéutico, lo que emerge en una crisis como verdad provoca no solo vértigo sino que incluso horror.

Parásitos. Los olores de la casa que estalla.

“Todo es tan metafórico”, repite ensimismado el hijo de la miserable famila que protagoniza Parásitos. La primera vez lo hace cargando en los brazos la pesada roca que promete traer la prosperidad material a la familia. Pero esa piedra se le pegará al pecho como un chinche y cuando intente deshacerse de ella le romperá la cabeza y el corazón.

“Chernobyl”: el infierno gringo es el desastre ideológico.

En este presente oscuro, donde la debacle medioambiental ha dejado al descubierto la responsabilidad del modelo de explotación y consumo del capitalismo en esta fase (aparentemente, terminal ―tanto para él como para toda la humanidad―), recordarle a los consumidores el desastre de Chérnobil, responsabilizando a toda la estructura de la URSS, podría parecernos un golpe de marketing formidable.

10 cosas que debes saber sobre los incendios en la Amazonía

Si bien las consecuencias de los incendios afectan a todo el continente, el gobierno de Bolsonaro insiste en desmantelar las políticas ambientales y la Amazonía todavía está en llamas.

“¿De qué te sirve un intelectual que no tiene la capacidad de ser un espejo crítico para su sociedad?”. Entrevista a Atilio Borón.

A mí me interesa el tema de los intelectuales porque, si hay un elemento fundamental en la batalla contra el neoliberalismo –este sistema salvaje que nos han impuesto en gran parte del mundo– es hacer una batalla de ideas para convencer a la gente, demostrar que por este camino vamos a la destrucción.

Tiempo y reflexión

Entonces es hasta lógico que a los vecinos de la comuna de La Reina les enseñen a disparar, aunque la delincuencia común es la consecuencia y no el origen de un problema de seguridad pública.

La religión capitalista

Estamos muy lejos de aquella promesa ilustrada de poner fin a la religión. La religión capitalista vive de otras religiones que integra a su propia y anárquica lógica.