La Revuelta: Una bomba llamada Pueblo

El asfalto ardiente, los cajeros fundiéndose, el rojo y el verde de los semáforos derritiéndose, se volvieron, parafraseando a Lenin, “en la fiesta de lxs oprimidxs”. La propiedad privada era arrebatada y colectivizada. Era necesario derribar las estructuras de la vieja sociedad para poder crear lo otro, que no tiene nombre previo, pero que es un sentimiento común.

Akira2019, distopía, estallido y revuelta I.

Abriéndose paso entre esquirlas y trombas de humo bermejo avanza a la siga de su dignidad. Con los ojos abiertos y la sangre empozada en la garganta, sale a sellar la trayectoria de su destino. De espaldas a las filiaciones partidistas, la tumultuosa fisonomía de los manifestantes agita dos banderas sobre sus cabezas: una es la versión luctuosa de la oficial, con la estrella blanca esquinada por el peso de un inexpugnable luto por los caídos; la otra es la mapuche.

Cerca de las Llamas: Apuntes desde la Revuelta de Minneapolis

Soy Negre en Estados Unidos. Arrancar es un ritual que mi cuerpo recuerda. Mi corazón habita dentro de esta llama parpadeante y todavía está dolido y en duelo…

Bío Bío Despertó: relatos y vivencias del estallido social en 100 palabras

Una propuesta de trabajo colaborativa, realizadas por la diversidad de voces: mayores, encapuchadas, sabias, enrabiadas/ enamoradas, que convergieron en las calles de Concepción y sus alrededores.

Poesía del estallido parte II

Continuamos con un segundo disparo de poesía creada bajo el fuego de la revuelta popular.

La larga noche de los 40 años (NO + Constitución Neoliberal)

El Pueblo se ha despertado de una larga noche. Y no habrá nada que celebrar mientras aquello que con hierro nos amarra, siga vigente como hace 40 años.