Francisca Palma
43 Articles0 Comments

Freddy al pelotón

Un nuevo régimen, una sentencia forzada y un destino algo escrito con antelación desembocaron en la desaparición total de su cuerpo delgado y alto, el que fue acribillado el 30 de octubre de 1973 en los roqueríos de Pisagua.

El adiós del pueblo de Chile a Gabriela Mistral

Once días pasaron desde su deceso en Nueva York hasta su entierro en el Cementerio General. El Salón de Honor de la Casa Central de la Universidad de Chile fue el lugar donde se congregó la emoción de miles de personas de diferentes edades, clases sociales y ciudades del país que viajaron para visitar durante 62 horas el cuerpo inerte de la Premio Nobel.

De las balas a Hoy

Ellos eran los que al final daban la orden de quien iba a vivir y quien iba a morir, decisión que no se tomaba en Pisagua, sino que en la VI División de Ejército sobre la base de los antecedentes que recolectaba Mario Acuña y su equipo de torturadores.

Los dos mundos de Freddy Taberna

En medio de este Iquique de los cincuenta, Freddy camina hasta la Escuela N°3, “una de las más bravas”, donde fue inscrito para estudiar junto a los hijos de pescadores como él, quienes compartimentan su infancia entre el estudio y el trabajo.

Nelson Villagra: “Me siento exiliado por el neoliberalismo, no por Pinochet”

Lo que nos pasa es que le hemos concedido el derecho a faltarnos el respeto a la burguesía chilena. Yo decía que cuando juramos “dulce patria recibe los votos, con que Chile tus aras juró” no hemos jurado más que a la patria de la burguesía.

A tres años de la desaparición de José Vergara: una necesaria versión de los hechos

Si fuéramos empresarios ya lo hubieran encontrado. Las policías ¿sabe lo que hacen?, buscan para no encontrar. La PDI busca para no encontrar.

Tras las huellas de las niñas

A casi dos década del episodio, marcado por la discriminación, la incompetencia de las autoridades y las malas prácticas de los medios de comunicación, un ejercicio de memoria que se abre nuevamente a propósito del estreno de la serie “La Cacería. Las Niñas de Alto Hospicio”, de MEGA.

La caja de herramientas de Lucrecia Martel

La sospecha de Martel, bajo la mirada de sus lentes agatados, es que “la imagen es un instrumento de dominación muy poderoso que lo hemos ensayado mucho. Lo tenemos muy asentado, y cuando algo está muy usado, puede desaparecer como desaparece el aire.

Elvira Hernández: “Hoy las mujeres están exigiendo a partir de una zona abandonada: los cuerpos sobre los cuales se reclamaba teóricamente”

Declarada adversaria de las máquinas “en la medida que éstas se han convertido en un modelo para el ser humano”, la autora de La Bandera de Chile se refiere a esas aves que aparecen en su más reciente entrega, Pájaros desde mi ventana, ejemplares avistables desde el sutil gesto de mover el visillo o de mirar al cielo, en un escenario de especies ausentes y extintas de la fauna de hoy, donde “los pájaros-drones son el mal absoluto”.

Contradeclaración: operaciones para cuestionar un imaginario

En las fotografías, el pelo de las nuevas autoridades luce reluctante, con efectos solares y mieles, como si se hubieran dado un baño de shampoo de manzanilla Ballerina durante meses (más allá de que en vivo algunas sí posean cabezas rubias). Es por ello que otro elemento a intervenir es el pelo, a fin de hacer un contrapunto con lo dispuesto en la imagen.