Poesía del Estallido Parte III

A la Raza llegaron versos de toda la comarca para detonar a los espectros de la vieja guardia, lea con calma las estrictas instrucciones para hacer un uso adecuado de los explosivos
EXHUMAR CON LA ESCRITURA
Por. Ismael Rivera 
(del disco “La última cena de los buitres”, 2019)
 
Los años han hecho que la tierra ostente su dureza
pisadas tantas, militares y civiles, de la esquina y la academia
redujeron las palabras al ombligo de sí mismas.
 
Por montones escasean los huemules, pero abundan solitarias
colas de avestruces asomando en el horizonte
estatuas de sal, con la cabeza y los oídos cerrados.
 
Dónde fueron las manos dejándose las uñas al intentar desenterrar un sentido
posible al horror y entender que es más mucho más que su ronquido y sus ojos abiertos.
 
El lenguaje es cartílago
aperitivo de lombrices apenas
cuando sirve a su vanidad.
 
Pero es hueso el lenguaje
es la única justicia posible
en la lengua de las muertas
es testigo, recuerdo y porfía
en la lengua de los muertos.
 
Hunde las garras, no la cabeza avestruz
y cava aquí y allá cava también
que no hay número ni palabra para decir
cuántos nos faltan
cuántas nos faltan
no dejes la palabra de carroña a los buitres, siempre con hambre
vendrán después por ti
 
y cava allá y aquí cava también
que la tierra donde escondes tu cabeza
solo conoce el sabor metálico de la sangre.
 
 
 
 
 CUÁNTO
Por. Ismael Rivera 
(inédito)
Bajo la promesa de la lluvia las palabras trizadas
y solo quedó el sabor amargo de la urgencia
de creer que con nombrar bastaba o que la sinceridad era un valor en sí
tan efímero como lo escrito en el espejo del baño, lo cierto.
 
Cuánto dura la verdad en la boca del sediento, cuánto la justicia en las manos
                                                                                                                                         del que nada tiene.
Cuánto es mañana en los días de una madre que perdió a su hija, cuánto dura
                                                                                                                                         la muerte de la luz.
 
Siete veces siete la dignidad nos será negada, como verso sembrado en tierra yerma.
 

POESÍA PARA NO OLVIDAR – PARTE  II

Por. Cristián Villalobos Garnham

(Tanchi)

Negra la noche

Negro el día

Negro el futuro

Negra la apatía

Negro el Paco

Negra la justicia

el gobierno

la milicia

Negro el humo

Negro el llanto

El garabato

el espanto

Con sus garras

mis dos ojos

Como cuervos

Mi despojo

Negro el abuso

Negra la cobardía

Negro el golpe

la hipocresía

Abro mis ojos

y veo todo negro

Negro carbón

Negro

Negro

 

 

 

 

 

No luchar hace mal

Pone la lengua porosa

Hedionda

Aceitosa

Se acortan los brazos

La piel se pone un poco amarilla

Se enchueca la cadera

Duelen las rodillas

Se pierde el humor y la inteligencia

Se pierden los lápices

Los libros y la paciencia

Se ve mucha tele

Se escucha mucha radio

Se sale poco a la calle

Se tortura en los estadios

Peor aún

Se simpatiza con los políticos

Se confía en los pacos

y en su intelecto raquítico

 

Por eso luche

Luche todos los días

Luchar es tan importante

Como el agua y la comida

 

 

 

 

 Cómo explicarlo

El sol sale en la mañana

y se esconde en la noche

En la noche se ve la luna

y las estrellas

Uno nace

crece y muere

El mundo gira para un lado y no para otro

Existen mares, ríos, lagos….

Y estos pobres seres,

¿aún creen que el agua es de unos pocos?

Atentan contra las pocas verdades rotundas y profundas

Por ellos, venderían aire en bolsas

Parcelas en el sol

 

El agua es mía, tuya, de todos!!!!

 

 

(Así de fácil)

 

 

 

 Es atroz lo que está pasando

Lo que pasó

Lo que va a pasar

Es atroz

Porque no lo esperamos

No lo esperábamos

y quizás que más debemos esperar.

 

 

 

La gente amarilla es rara

No dice lo que piensa

No hace lo que debe

Tienen olor como a una mezcla de naftalina, meao de gato y traición

Tienen nombres raros

No se la juegan por nadie

Tienen los bolsillos llenos y la conciencia inmunda

Les gusta juntar letras

La D con la C

La P con la R

Tienen una extraña fijación con bajarse los pantalones cuando miran a la derecha

No les tiembla la voz cuando hablan del pueblo, de la people, de la gente, de la felicidad

Dicen entender

Dicen solidarizar

Dicen defender

Los amarillos son traicioneros

No les crea

No los vote

No les hable

No se olvide

Nunca se olvide 

¿Por qué arrancamos

si nosotrxs somos lxs buenxs?

Será que tenemos

grabado con fuego en el ADN

arrancar por la arena de los chacales

Por la sabana de la hienas

Arrancar siempre de lo ponzoñoso

de lo rastrero

De lo que nos ataca sin sentido

solo por el gusto de la sangre en el hocico

Qué pasa si no corremos

Si nos paramos a hacerle frente

Qué pasa si rompemos con siglos

de gritos pidiendo auxilio

De llantos

De maldiciones

¿Qué nos puede pasar si no corremos?

¿Qué nos puede pasar si nosotrxs somos lxs buenxs?

 

 

 

 

Con todo sino pa’ qué

 

Con todos sino pa’ quién

 

Ahora sino pa’ cuándo

 

 

 

(Así de fácil)

 

 

 

Cuídate los ojitos mi amor

que los perros andan furiosos

Que los cuervos andan hambrientos

Cuídate esos ojos

dulces

combativos

Ojos tormenta y lagos

Mira lo que pasa

Ve lo que va a pasar

Mira con esperanza

Rabia

Cariño

Cuídate los ojitos mi amor.

 

 

 

 

 

ORALIDAD 

 Por. josé Calquín Mella

El que no salta es paco

El que no baila no pasa

No se pasa lista

se paraliza

Se marcha

se pintan las calles

abortar al Chicago Boys interno

 

 

(los puños dicen: VENCEREMOS)

 

el profe

el profe

el profe

dónde está

el profe está en la calle en plaza Dignidad

 

hasta que se haga costumbre

2006

2011

2019

 

vamos compañeros

venceremos

mil veces

 

los pacos no saltan

el que pasa lista es fascista

pacífica es la normalidad

 

 

 

ven

seremos

fuego

somos los mismos miedos

pero sin miedo.

 

 

 

 

ven

       seremos

  fuego 

somos los mismos miedos

pero sin miedo. 

 

LA ÚLTIMA CENA DE LOS BUITRES
Por. Ismael Rivera
(del disco “La última cena de los buitres”, 2019)
Dile a la muerte que sentado la espero
con el humo compañía en los rincones
con los ojos negras chispas
con las manos fuego negro.
 
Dile a la muerte que dios no viene al baile
con su banquete preparado hambre viene
con el ciego inmasticable
con la sed de la carroña.
 
Dile a la muerte que no hay hijos del miedo
que se vista con sus nombres, dile puntual
que prepare mueca triste
con el llanto piedra en mano.
 
Dile a la muerte que bailando la espero
con el sudor de traje en la piel desnuda
con la sangre hecha jirones
con la tinta de mis cuerpos.
Será el descuelgue de los sinnombre
será el roncar de los gritos
caudal del que rió la rabia y arrasó el camino.
Pies descalzos en el precipicio, como cabras
seremos el riesgo que habita en el risco.
 
(Del libro “Tizne”, 2019)
 
¿Se puede hacer una fiesta escondiendo
 a los muertos bajo la alfombra?
 
Pregunta el desdentado
con los rieles en los pies.
 
 
(Inédito)
No importa cuánto se escriba, nada cambia ni se remueve
las noches siguen indiferentes a la agonía de las estrellas
se levanta la patria puntual, desayuna ausencias
calza las mismas botas de caza a los pies de la cama
mientras afuera los niños se esconden en los armarios
antes que amanezca el horror sobre sus chascas, antes de que les llueva
la tristeza.
en forma de balas.
 
Y yo, cambiaría toda mi nada por el sincero crepitar del asfalto.
La Raza
contacto@ajolote.cl

La raza