Crónica de un fin de mundo: 22 de mayo, 1960.

La naturaleza destruyéndose a sí misma, sin miramientos, transformó la existencia del que había sido, hasta el día anterior, un pueril adolescente.

Gerontofobia y pandemia.
Mi abuela quiere cumplir 90 años. Lo dijo el año pasado antes de apagar las velas, cuando se equivocó en la cuenta y se sumó un año. También me lo dijo por teléfono, hace unos días. Más que un deseo,…
Voces del conflicto. De la trinchera a la constituyente

“El primer día que me encapuché estaba en la plaza y vi que faltaba ayuda. Me metí de una y rápidamente encontré mi lugar”.

Tamaño condón ante un gobierno cagón

Reunidos a horas de la mañana a los pies del fálico monumento y con un preservativo de polietileno traslúcido de catorce metros de longitud (…) los manifestantes se enfrentan a su primer impasse…

NO VI EMB R ES (AGUAY O VARIO)

comarca revuelta ambas, cambas al alto, matapacos / a la moneda / atraducibles paleónimas mensajeras (comaruru, ciudadano del olvido, 1941)

¿Una vía comunal constituyente? Notas para una apropiación territorial del proceso constituyente

De entrada, conviene advertir que independiente de las credenciales ideológicas, todas las tradiciones partidarias chilenas han sido estrictamente centralistas. […], se han caracterizado por mantener cúpulas hipercentralizadas y elitistas que operan desde Santiago y adolecen de mecanismos internos de democratización para la resolución de conflictos.

El efecto Fuenteovejuna

Ahora condenan el efecto Fuenteovejuna. Décadas de manifestaciones pacíficas, con itinerario y horario trazados por las distintas intendencias. ¿Qué se consiguió? Muy poco.

Ley, violencia y comunidad

La autoridad como tal, no puede constituirse por mera imposición, (…), tal reconocimiento puede ser retirado, lo que trae consigo el colapso de su legitimidad. Legitimidad que ha perdido el gobierno y todos sus actores, las instituciones policiales, los medios oficiales de comunicación y, en general, cualquier tipo de autoridad actual del país.

Nerón y el incendio de Roma

Esta vez no hay flautista de Hamelin. Pero se escucha la melodía. Es una revuelta anarca ciudadana.

Esquinas de una primavera ardorosa. Octubre-noviembre 2019.

La ciudad de Santiago, la real, abierta en sus muros y expuesta a las manos con sus ideaciones, posiciones del pueblo en la calle, se ofrece como un texto denso para sentir-leer profundo.