Pandemia callejera en Peñalolén

Las calles pandémicas del Peñalolén resisten a la invisibilidad a la que las condena este desgobierno gracias el ojo granulado de Paula París.

Bloquear, pintar, borrar: censura e intervenciones del espacio público

El escándalo entre los cuadros más rancios de la oligarquía no se dejó esperar. O, más que escándalo, la paranoia de siempre: la proyección de una palabra era la prueba definitiva de que les pobladores de El Bosque no podrían haber estado detrás de la denuncia de la miseria impuesta por el gobierno, claro que no.

Frances el negro liberto

Deseaba dejar ese lugar y aquel trabajo; cada tarde, al llegar a su hogar, luego de sortear charcos con inmundicias, perros vagos, ratones muertos y uno que otro grupo de hombres y mujeres que se agolpaban alrededor de fogatas pestilentes, se sentía en la obligación de relacionarse con sus vecinos.

La ola ya es un mar: el 8M en las calles de Chile
Los cálculos más entusiastas alcanzaban la impactante cifra de 400.000 personas en la Alameda de Santiago. Nadie recordaba una marcha tan masiva en los últimos años, sobre todo después de que la dictadura borrara de un paraguazo la memoria callejera…
Louis Armstrong y las dos Batallas de Santiago

Y es que García Márquez ya había dicho en noviembre del ’50, para El Heraldo de Barranquilla, que si el mundo fuera “menos trágico y almidonado”, el “problema turbulento de Oriente y Occidente” se resolvería con un partido de fútbol. El problema, claro, es que Kennedy sabía perfectamente bien que lo suyo era el béisbol y no el fútbol, el jazz y no el ballet, y para eso estaba Louis Armstrong.